El Gobierno contrató por 17,1 millones los test inservibles y llegó a pagar 7 al intermediario Inter Pharma

redactor
Read Time:4 Minute, 2 Second

El Ministerio de Sanidad firmó un contrato de 17,1 millones de euros con la empresa Inter Pharma para la adquisición del célebre lote de test fallidos para detectar el coronavirus, fabricados por la empresa china Bioeasy Biotechnology. EL MUNDO ha tenido acceso en exclusiva a la documentación oficial, que revela al fin lo que costaron los casi 700.000 test inservibles para detectar de forma rápida el coronavirus. En esta documentación queda reflejada la exigencia de devolución por parte del Ejecutivo de 6.988.035 euros que ya había abonado.

El contrato contempla la adquisición concreta de 659.000 unidades de test de diagnósticos para el Covid-19 por un importe parcial de 6 millones más IVA que correspondía al 35% del importe total comprometido. El acuerdo fue rubricado entre el Gobierno de Pedro Sánchez e Inter Pharma el pasado 18 de marzo y esta es la cuantía que acaba de exigir que le sea reembolsada.

El Gobierno lleva desembolsados 350.293.032,08 euros en material sanitario y ha llevado a cabo la adquisición de sistemas de detección rápida del Covd-19 mediante el referido contrato, que según el expediente que obra en poder de este periódico, ha «quedado anulado al demostrarse que la sensibilidad de los productos era inferior a la deseada». No en vano, la misma, que fue ofertada por la compañía china Bioeasy Biotechnology con un porcentaje superior al 90% sólo alcanzó con dificultades un 25/30% en los grandes hospitales españoles. Un cifra que todos los especialistas consideran completamente insuficiente y que obligaron al Ejecutivo a proceder a la devolución de la remesa de material.

El expediente de contratación contiene, además, una carta remitida por el Ministerio de Sanidad a la intermediaria Inter Pharma en la que comunica que «la técnica de detección de antígenos» del coronavirus «ha de tener más del 80% de sensibilidad y el 99% de especificidad». Bien, pues añade que «con fechas 21 y 25 de marzo de 2020 se han producido las dos primeras entregas de las cuatro previstas para el citado suministro, habiéndose incluido en la segunda de ellas distintos kits de técnica rápida de detección de antígenos de la empresa Bioeasy ante los problemas de sensibilidad advertidos en los test incluidos en la primera partida».

«El Instituto de Salud Carlos III, tras realizar los correspondientes estudios de fiabilidad de los test suministrados», reprende Sanidad en su misiva, «ha concluido en su informe de 24 de marzo de 2020 que ‘la sensibilidad de la prueba rápida es muy inferior en nuestro medio a lo que indica la validación clínica por la que se obtuvo el marcado CE (24,3% en nuestro medio vs 83% del marcado CE) y en su informe de 30 de marzo de 2020 que ‘la sensibilidad de la prueba rápida’ del nuevo modelo con fluorescencia «es inferior en nuestro medio a lo que indica la validación clínica por la que se obtuvo el marcado CE (57,8% en nuestro medio vs 92% de la validación clínica presentada por el fabricante)».

«En consecuencia», abundaba Sanidad, no siendo los bienes suministrados aptos para el fin pretendido, como consecuencia de los vicios o defectos observados en ellos e imputables a Inter Pharma y existiendo la presunción de que la reposición o reparación de dichos bienes no será bastante para lograr aquel fin», Sanidad «rechaza» por completo el material entregado. Acto seguido, lo dejaba «de cuenta de Inter Pharma, quedando este órgano de contratación exento de las obligaciones de recepción y pago por el resto del suministro». Asimismo, requería a Inter Pharma «para la recuperación del precio satisfecho, que asciende a 6.998.035 euros (IVA incluido), correspondiente a las facturas número 120/2117, 120/2191 y 120/2215».

Expediente de contratación del Ministerio de Sanidad con la empresa Inter Pharma, rubricado el 18 de marzo de 2020 entre la Secretaría General de Sanidad, dependiente de la Dirección General de Farmacia, y la intermediaria.EL MUNDO

Tras adelantar este periódico en exclusiva el contrato, Inter Pharma emitió un comunicado de prensa en el que señala que su «único objetivo ha sido el de ofrecer una alternativa que pudiese ser de utilidad en la detección precoz del Covid-19, condicionando el suministro de los test a su validación por parte de las autoridades sanitarias españolas». Subraya esta compañía que «la empresa a través de la cual se adquirieron estos test, Shenzhen Biotechnology, disponía en el momento del acuerdo de licencia para exportar sus productos y los test cuentan con el marcado CE y el certificado TÜV que permiten su comercialización y venta en la Unión Europea«. Asimismo, añade que «el fabricante aportó la documentación requerida sobre las certificaciones, estudios clínicos y protocolos de uso, que fue trasladada a las autoridades españolas, que la analizaron y la validaron».

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Next Post

Isa Serra, condenada a 19 meses de cárcel por atacar a la Policía e inhabilitada para ejercer la política

Isabel Serra, dirigente de Unidas Podemos y diputada en la Asamblea de Madrid, ha sido condenada a 19 meses de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos durante ese tiempo […]