El mayor experto chino en coronavirus avisa del «gran error» de Europa: la gente no se pone mascarilla

redactor
Read Time:4 Minute, 31 Second

Las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para luchar contra el coronavirus y evitar contagiarse de la COVID-19 siguen haciendo hincapié en «la gran importancia de la higiene frecuente de las manos y la limpieza y desinfección del medio». El organismo incide «en la relevancia de mantener las distancias y evitar el contacto cercano y sin protección con personas con fiebre o síntomas respiratorios». De acuerdo con estas directrices, no se recomienda el uso de mascarilla para la población general: lo apropiado es que el personal sanitario use máscaras de tipo FP2 Y FP3, junto a gafas y trajes de protección, para no contagiarse, mientras que cualquier individuo use mascarillas quirúrgicas, no para no contagiarse sino para no contagiar a otros.

George Gao, director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China, tiene a su cargo a 2.000 empleados y ha participado en algunos de los primeros y más importantes estudios sobre el SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19: ha participado en el aislamiento e identificación del virus y en los primeros estudios que detallaron la epidemiología de la enfermedad, así como varios artículos en «The Lancet». Recientemente ha concedido una entrevista a «Sciencemag.org» donde este experto en virología e inmunología, doctor en la Universidad de Oxford y que también se formó en la Universidad de Harvard, reflexionó sobre las lecciones que la epidemia del coronavirus ha dejado en China. En base a estas enseñanzas, ha avisado del «gran error» que se está cometiendo en Europa y Estados Unidos.

«En mi opinión, el gran error es que la gente no se está poniendo las mascarillas», ha dicho Gao, en una entrevista que le ha llevado dos meses conseguir a «Science». «Este virus se transmite por gotitas y por contacto cercano. Por eso tienes que llevar una máscara, porque cuando hablas siempre salen gotas de tu boca. Mucha gente tiene infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si llevan máscaras, pueden evitar que las gotas cargadas de virus escapen e infecten a otros», ha detallado.

Ayer mismo, Austria se unió al pequeño club de países europeos, entre los que está República Checa y Bosnia-Herzegovina, que harán obligatorio el uso de máscaras en espacios públicos.

La enseñanza más importante

Además de eso, en opinión de George Gao la enseñanza más relevante aprendida en esta epidemia es la importancia de «aislar todos los casos y poner en cuarentena los contactos cercanos». Suspender las congregaciones públicas y el bloqueo de las ciudades también son indispensables. De hecho, un estudio publicado recientemente en «Science» indicaba la importancia de poner en marcha estas medidas desde la aparición de la dispersión comunitaria de a enfermedad, cosa que ocurrió en España al menos desde el 28 de febrero.

Este investigador se ha mostrado escéptico en relación con la idea de que la expansión del virus se frenará con el calor del verano y ha señalado la necesidad de que más estudios científicos trabajen en esta cuestión: «Mucha gente piensa que el virus es frágil y particularmente sensible a la temperatura o la humedad. Pero, gracias a estudios hechos en China y Estados Unidos, parece que es muy resistente en algunas superficies, y que podría sobrevivir en muchos medios».

El misterioso origen de la epidemia

El investigador ha reconocido que todavía no se conoce a ciencia cierta cuál es el origen del virus y ha negado que las autoridades chinas tardasen en compartir la secuencia del virus, aunque la primera secuencia se obtuvo el 5 de enero pero no fue hasta el día 8 hasta que se hizo pública.

«Creo que el tiempo que pasó entre la aparición del artículo -con la secuencia- y el momento en que se informó a la OMS fue de unas pocas horas. Desde luego no más de un día». Al insistirle el periodista, Gao ha dicho que hubo que esperar a las autoridades sanitarias para hacer el anuncio: «No quieres que el público entre en pánico, ¿no? Y nadie en ningún país podría haber predicho que el virus iba a causar una pandemia. Esta es la primera pandemia que no es de gripe».

En este sentido, ha explicado por qué no fue hasta el 20 de enero cuando las autoridades sanitarias chinas informaron de la transmisión de persona a persona del virus. «No había datos epidemiológiocos todavía. Y nos estábamos enfrentando a un virus loco y oculto desde el comienzo. Lo mismo es válido para Italia, cualquier otro lugar de Europa y Estados Unidos: al principio, los científicos y todo el mundo pensaron: «bueno, no es más que un virus»».

George Gao ha confirmado que en la actualidad China prácticamente solo esta registrando casos importados y que no se puede confiar en la inmunidad de grupo para frenar una futura epidemia: las autoridades están tratando de ganar tiempo para conseguir antivirales y vacunas. En relación con esto último, ha dicho que en abril ya se deberían haber conseguido los primeros resultados sobre un tratamiento basado en remdesivir.

Por último, ha contradicho a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, quien empezó a designar al SARS-CoV-2 como «virus chino»: «Definitivamente, no es bueno llamarle virus chino. El virus pertenece a la Tierra. Es nuestro enemigo común, no el enemigo de ninguna persona o país».

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Next Post

Redován reclama a Sanidad que facilite test de diagnóstico y datos de afectados por municipios

La alcaldesa de Redován, Nely Ruiz, ha remitido una carta dirigida a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en la que solicita que se den a conocer y se faciliten los […]