El alcalde emplaza a los 26 primeros ediles del Bajo Segura a crear una mesa de trabajo «sin partidismo» para adaptar la ley a la singularidad comarcal

Manuel Martínez Sirvent, alcalde de Callosa de Segura (PP) ha remitido una carta a los 26 regidores de la Vega Baja para pedirles «colaboración en la creación de una mesa de trabajo conjunta para unir fuerzas y coordinar acciones en Defensa de la Libertad de Elección de la Lengua». El alcalde argumenta que en septiembre de 2020 entra en vigor en bachillerato y secundaria el decreto de Plurilingüismo (Ley 4/2018) en la toda la Comunidad Valenciana. Según la misiva esta implantación «supone un incremento considerable de horas lectivas en valenciano, en los modelos con menos materias, en todos los niveles de secundaria, bachillerato, ciclos formativos, formación profesional y escuela de adultos». El alcalde prosigue en su misiva asegurando que conoce «la importancia del valenciano» y «del cuidado que hay que poner en el mantenimiento de todas las lenguas», creo «que la entrada en vigor de la ley de Plurilingüismo supone una grave discriminación del alumnado de nuestra comunidad, únicamente a razón del territorio donde reside».

El objetivo de la mesa, señala el alcalde «es unir a AMPAS, instituciones, colectivos y centros Educativos en defensa de la libertad de elección de la lengua, y trasladar al Gobierno Valenciano la preocupación de toda la Vega Baja con este asunto». La intención, asegura Martínez Sirvent, «es evitar hacer política con este asunto tan delicado para todos. Ni hacer partidismo, ni sacar partido, tan solo hacer llegar la voz y las preocupaciones de nuestra comarca de la Vega Baja a nuestros gobernantes autonómicos para que adapten la ley a la singularidad de cada zona». Martínez Sirvent «emplaza» a sus compañeros a una reunión de trabajo con el fin de que, «entre todos, podamos unir fuerzas y trabajar coordinados por los derechos de los ciudadanos. El encuentro ha sido convocado para el jueves 19 de diciembre de 2019, a las 10, en la Biblioteca Municipal de Callosa de Segura.

La carta omite las conclusiones de la reunión de la semana pasada en la que el conseller de Educación, Vicent Marzà se comprometió ante la mayoría de directores de IES públicos y concertados de la comarca a una aplicación gradual por la que solo se implantará ese incremento de horas lectivas en primero de la ESO y en menor porcentaje. Tanto el PP como Cs y Vox y muchas AMPAS consideran este cambio de postura una forma de «desactivar» durante meses el rechazo de los padres y docentes y ganar tiempo. Según interpretan directores y padres esos cambios propuestos por la Generalitat suponen una «invitación» a incumplir la ley y a «prevaricar», dado que no existe resolución administrativa que ampare que todos los IES puedan acogerse a proyectos experimentales para anular el calendario de aplicación o reducir el 25% de horas lectivas en valenciano. La Conselleria de Educación ha dado marcha atrás en su intención de seguir ese calendario «asustada» por una «verdad arrolladora»: la fuerte oposición de docentes y padres de la Vega Baja.

Mociones y adhesiones a la protesta de enero
El Ayuntamiento de Torrevieja anunció ayer su adhesión a la convocatoria de manifestación de asociaciones de padres por la defensa de elección libre de lengua vehicular en la educación fijada para el mes de enero y anunciada antes de la Conselleria de Educación rebajara sus objetivos de implantación del plurilingüismo de todos los niveles de secundaria y FP a solo el primer curso en septiembre de 2020. También el PP de Orihuela presentó una moción que dirigirá al pleno para reclamar precisamente esa aplicación gradual y modificar algunos aspectos de la ley que no fue recurrida ni por el PP ni por Cs en 2018.

Deja un comentario