El resultado fue lo de menos. Elche CF de fútbol sala perdió ante el Itea Córdoba, por 4-7, en un entretenido partido en el que todo el protagonismo fue para el capitán franjiverde, Jesús García, quien jugó su último partido en el pabellón Esperanza Lag con el equipo de su corazón.

El jugador callosino ha decidido poner punto y final a su trayectoria profesional y dedicarse a la labores de director de fútbol base del club ilicitano.

 Jesús vivió ayer momentos de una enorme emoción. El pabellón registró una gran entrada. En uno de los fondos hubo una pancarta de agradecimiento. Los chavales de la cantera estuvieron arropando al capitán y todos sus compañeros le tributaron un emotivo homenaje al final del encuentro. Además, se le entregó un cuadro con la camiseta con el número 14 que nadie lucirá a partir de ahora.

Jesús García se emocionó, le cayeron lágrimas y agradeció las numerosas muestras de apoyo recibidas.

 

Fuente: diarioinformacion.com

Deja un comentario