Usó documentos falsos para realizar compras que no pagaba, entre ellas un vehículo de 85.000 euros.

La Guardia Civil ha detenido en Callosa de Segura a un joven de 20 años acusado de casi medio centenar de estafas por valor de unos 300.000 euros en once provincias haciéndose pasar por un ejecutivo de éxito de una empresa informática. La Guardia Civil le acusa de más de medio centenar de delitos de estafa, falsificación de documentos y usurpación de estado civil.

Según ha informado la Comandancia de Alicante, el joven detenido se presentaba como directivo de éxito de una gran empresa del sector informático y realizó negocios en las provincias de Granada, Valencia, Murcia, Huelva, Madrid, Barcelona, Zaragoza, Gran Canaria, Albacete, Alicante y Mallorca. El presunto estafador se presentaba bien trajeado para contratar alquileres de inmuebles, estancias en hoteles de lujo o compras de material electrónico o informático, de mobiliario de oficina e incluso ocho vehículos, uno de ellos valorado en 85.000 euros. También hacía negocios con particulares, e incluso compras a través del teléfono o internet.

Para cerrar todos estos negocios, se valía de todo tipo de documentos, entre ellos contratos de trabajo, escrituras de empresas en las que constaba que era socio mayoritario, nóminas, documentos de vida laboral y correos electrónicos. La Guardia Civil afirma que todos los falsificaba el detenido y usaba los documentos para dar credibilidad a su imagen de empresario de éxito.

Una vez concretaba los negocios y realizaba los pedidos presuntamente falsificaba el justificante de la transferencia por el importe acordado y aprovechaba el periodo de tiempo, generalmente de tres días, que tardaba la transferencia en hacerse efectiva en la cuenta del perjudicado, para presentarse con él y recoger la mercancía.

En otra ocasión, explica la Guardia Civil, compró un vehículo de segunda mano a un particular, que tampoco llegó a pagar, y dejando como parte del pago ese mismo vehículo había comprado otro nuevo en un concesionario, que no llegó a ser entregado finalmente al joven.

La Guardia Civil recibió una primera denuncia por estafa y cuando registró el vehículo del joven en Callosa encontró un maletín con abundante documentación de empresas y particulares. Los agentes del Área de Investigación de Callosa de Segura analizaron la documentación y descubrieron que llevaba varios meses cometiendo estafas por todo el país y disfruntando de una “vida llena de lujos y caprichos”.

Los investigadores constataron que el detenido había solicitado, meses antes de su arresto, trabajo en una de las empresas que decía representar y durante la entrevista logró apoderarse de una copia de varios documentos, entre ellos una escritura de creación de la mercantil en la que pretendía trabajar. Falsificando estos documentos consiguió hacer varias estafas en nombre de la empresa, entre ellas la contratación de numerosas líneas de telefonía, que más tarde usaba en otras operaciones. De esta manera, las deudas y reclamaciones por sus impagos llegaban a esta empresa, que sufría las consecuencias.

En otras ocasiones, realizaba pedidos en nombre de otras personas, amigas suyas, o familiares, como su abuelo, que creía haber perdido el DNI, y resulta que lo tenía el ahora detenido para comprar objetos utilizando sus datos.

Los agentes también han podido averiguar que, cada vez que se desplazaba a otras provincias para cometer estafas, se alojaba en hoteles de lujo durante varios días, y no tenía reparos en hacer grandes gastos en ellos. Incluso llego a ser detenido en una ocasión por no abonar la cuenta cuando le fue requerido en la recepción del hotel.

La Guardia Civil ha esclarecido con su arresto 53 delitos: 39 de ellos de estafa, 11 de falsificación de documentos y 3 de usurpación de estado civil. La operación continúa abierta y no se descarta que aparezcan más afectados.

El detenido fue puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela, que acordó su puesta en libertad provisional con cargos.

Fuente: diarioinformacion.com

Deja un comentario