Callosa de Segura abre mañana la plaza de España tras cubrir con empedrado el hueco de la Cruz de los Caídos

Los operarios han reproducido la cuadrícula de piedras que rodea la iglesia arciprestal de San Martín.

El consistorio anuncia que retirará ahora el cableado que sobrevuela el espacio público y la iluminación de los muros del templo.

Ha transcurrido un mes desde que el Ayuntamiento de Callosa de Segura inició los trabajos para la retirada de la Cruz de los Caídos de la Plaza de España. El hueco que ocupaba el monolito, bordeado por un pequeño jardín, sigue vallado. En su interior está trabajando un grupo de operarios para reproducir el empedrado que caracteriza este espacio. La obra se ha alargado durante casi dos semanas y quedará totalmente terminada mañana viernes.

El trabajo ha consistido en colocar una a una las piedras que en tonalidades marrones y grises forman una cuadricula. Una vez se termine esta tarea, se eliminará el cableado que sobrevuela la Plaza de España y se retirarán los focos que iluminan la arciprestal de San Martín, tal y como recomendó la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat, que avaló la retirada del símbolo al estar en un entorno BIC. Según el alcalde, Fran Maciá, el coste de retirar el monumento y rehacer el pavimento ha sido de 10.400 euros.

El debate en torno a la conveniencia de mantener o no la Cruz se ha ido calmando en los últimos días. No hay duda de que es un tema que sigue dando que hablar, pero la movilización en la calle por parte de los partidarios de mantener el símbolo se ha apagado, de momento. No obstante, el debate sigue en las redes sociales y los vecinos asistirán expectantes a los actos de Semana Santa. La Junta Central anunció que no acudirá a ningún acto al que estén invitados los miembros del tripartito (PSOE, EU y Somos Callosa).

El hecho de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) bloqueara el traslado de la Cruz cuando los trabajos ya habían comenzado dio esperanza a parte de los callosinos, pero una semana después los jueces avalaron la continuidad de la obra y se terminó de desmontar la peana que incluía los nombres de los 81 caídos.

Todas las partes de la Cruz se encuentran arrumbadas en el Museo del Cáñamo y el tripartito aseguró en su día que en ese mismo lugar se dispondría un espacio dedicado a la memoria histórica con el monumento, si bien todavía no ha trascendido nada al respecto. No obstante, todavía existen procesos judiciales pendientes sobre este asunto y desde la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz defienden que si ganan exigirán que se reponga en su sitio original. Esa es una pretensión que también persigue el grupo municipal del Partido Popular. Su portavoz, Manuel Illán, anunció que si llega a la Alcaldía en 2019 trabajará para reponer el monolito.

 

Fuente:; Diarioinformacion.com

Deja un comentario