Callosa de Segura, El Campello, Aspe, Alfàs del Pi y Dénia también son excluidos por el equipo de César Sánchez del programa inversor para 2018.

Otros cinco pueblos de la provincia de Alicante con alcaldes de izquierdas se han quedado también fuera del Plan provincial de Cooperación a las Obras y Servicios Municipales, el proyecto inversor más importante de cuantos distribuye la institución alicantina en sus presupuestos anuales y que, en estos momentos, aún se encuentra por aprobar. Se trata de Callosa de Segura, Aspe, l’Alfàs del Pi, El Campello y Dénia, también dirigidos por alcaldes del PSPV y Compromís. En total, se han quedado al margen del Plan de Obras provincial -que contempla 57 actuaciones en la provincia- 16 localidades, todas ellas encabezadas por dirigentes de formaciones progresistas, mientras que todas las peticiones de municipios del PP han sido incluidas en el reparto.

Entre los pueblos que no han podido acceder a las ayudas del Plan de Obras -prevé proyectos de actuación por algo más de 19 millones de euros- también se encuentran estas cinco localidades de varias comarcas alicantinas y que, además, se suman a las otras once que este diario ya concretó que quedaban fuera: Algorfa, Biar, Benitatxell, El Verger, Agost, Muro de Alcoy, Pego, Cocentaina, Guardamar del Segura, Rojales y Benissa, todos ellos en manos de gobiernos socialistas, de Compromís o mixtos de izquierdas.

 

Fuente: Diarioinformacion.com

 

Deja un comentario